Núm. 2 (2017): Cuadernos de Investigaciones de Ciencias de la Información

El profesional de la Información y el Conocimiento en el siglo XXI

Cuando hablamos de la sociedad contemporánea, es un tema recurrente el desarrollo científico y tecnológico alcanzado por el hombre y los impactos que han tenido, con la implicación esencial del conocimiento, por la dimensión social que adquiere. Asociado a este surge a finales del siglo XX la Gestión del Conocimiento, como una forma de ayuda a las organizaciones en la toma de decisiones o en la solución de sus problemas, para entonces convertirlas en competentes, mediante su recurso principal: las personas; a través de ellas se obtiene el conocimiento permanentemente vivo, el cual permite trazar estrategias de trabajo. Este contexto, denominado Sociedad de la Información o Sociedad del Conocimiento como ya sabemos, se caracteriza por convertir la información en conocimiento útil para las personas y las organizaciones.

La información y el conocimiento son herramientas útiles en las organizaciones permitiendo conocer su entorno, las necesidades sociales, el mundo competitivo, sus aliados de mercados, conocer nuevos entornos, estar al tanto de las necesidades de los trabajadores para un mejor desempeño, etc.

La Sociedad de la Información se caracteriza por la terciarización, la globalización, la automatización, la complejidad, la interactividad y como factor de producción.

El contexto demanda de un profesional de la información dinámico en su estilo de trabajo y un rediseño en sus funciones, con perfiles más interdisciplinarios y transdisciplinarios, entre otros requerimientos. La forma de desempeño de los trabajadores de la información tiende a ser más interactiva con los especialistas de las organizaciones a que da servicio, trabajar en grupo e intercambiar más con los conocimientos de los usuarios finales de los productos y servicios que diseña y elabora.

Es un hecho ya conocido la importancia y el valor de la información en las organizaciones dispuestas a elevar los niveles de eficacia, efectividad y eficiencia en sus actividades de desarrollo que tributen a la sociedad. La información, y todas las acciones inherentes para su gestión, es un pilar cardinal en el proceso de Gestión del Conocimiento, junto con la tecnología y las personas.

Mtra. Alina Cuadrado Castellón

Editora

Publicado: 2017-10-31